No te angusties conmigo, porque me angustio. Respeta mi ritmo.

No te deprimas, lo normal es que avance y me desarrolle cada

vez más.

 

Ángel Rivière